EL PADRENUESTRO LAS SIETE PETICIONES

EL PADRENUESTRO

LAS SIETE PETICIONES

 

Elegir aceptar transmutar la tentación y el mal en ti mismo/a y en los y las demás óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar librarte de la tentación óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar que los demás se libren de la tentación óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar ver y saber que los demás sepan y te vean libre de las tentaciones óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar ver y saber libre de las tentaciones a los y a las demás óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar que el Nombre de Dios es sagrado, que Dios reine en ti y en los demás, que se haga siempre la voluntad de Dios en la tierra como en el cielo, que Dios te dé hoy el pan de cada día y que se los dé a los demás también, que Dios perdone tus pecados como tú perdonas a quienes pecaron en tu contra y los pecados de los demás, que Dios no te deje caer en la tentación, ni deje caer en la tentación a los demás, que Dios te libre del mal y que libre del mal a los demás y desear que así sea de verdad óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Elegir aceptar que los y las demás elijan aceptar que el Nombre de Dios es sagrado, que Dios reine en ellos/as en ti y en los demás, que se haga la voluntad de Dios en la tierra como en el cielo, que Dios les dé hoy el pan de cada día y que se los dé a los demás también, que Dios perdone sus pecados como ellos/as perdonan a quienes pecaron su contra y los pecados de los demás, que Dios no los deje caer en la tentación, ni deje caer en la tentación a los demás, que Dios los libre del mal y que libre del mal a los demás y desear que así sea de verdad óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Elegir aceptar ver y saber que los y las demás eligen aceptar que el Nombre de Dios es sagrado, que Dios reine en ellos/as en ti y en los demás, que se haga la voluntad de Dios en la tierra como en el cielo, que Dios les dé hoy el pan de cada día y que se los dé a los demás también, que Dios perdone sus pecados como ellos/as perdonan a quienes pecaron su contra y los pecados de los demás, que Dios no los deje caer en la tentación, ni deje caer en la tentación a los demás, que Dios los libre del mal y que libre del mal a los demás y desear que así sea de verdad óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Elegir aceptar que los demás sepan y te vean elegir aceptar que el Nombre de Dios es sagrado, que Dios reine en ti y en los demás, que se haga la voluntad de Dios en la tierra como en el cielo, que Dios te dé hoy el pan de cada día y que se los dé a los demás también, que Dios perdone tus pecados como tú perdonas a quienes pecaron tu contra y los pecados de los demás, que Dios no te deje caer en la tentación, ni deje caer en la tentación a los demás, que Dios te libre del mal y que libre del mal a los demás y desear que así sea de verdad óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Elegir aceptar que los y las demás vean a otros /as elegir aceptar que el Nombre de Dios es sagrado, que Dios reine en ti y en los demás, que se haga la voluntad de Dios en la tierra como en el cielo, que Dios te dé hoy el pan de cada día y que se los dé a los demás también, que Dios perdone tus pecados como tú perdonas a quienes pecaron tu contra y los pecados de los demás, que Dios no te deje caer en la tentación, ni deje caer en la tentación a los demás, que Dios te libre del mal y que libre del mal a los demás y desear que así sea de verdad óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu luz interior y te ilumino en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado. Yo Soy (piense en su nombre), todo lo que uno manda, vuelve.

 

k 

 

Tómese unos momentos para rezar el Padre Nuestro hasta que sienta que es suficiente después de cada lectura de la fórmula eureka esencial seguida de objetivos positivos. Mis Guías recomiendan el Padre Nuestro, por sus pedidos, por sus intenciones.  

 

Elegir aceptar celebrar que tu eliges aceptar que el Nombre de Dios es sagrado, que Dios reine en ti y en los demás, que se haga la voluntad de Dios en la tierra como en el cielo, que Dios te dé hoy el pan de cada día y que se los dé a los demás también, que Dios perdone tus pecados como tú perdonas a quienes pecaron tu contra y los pecados de los demás, que Dios no te deje caer en la tentación, ni deje caer en la tentación a los demás, que Dios te libre del mal y que libre del mal a los demás y desear que así sea de verdad óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Elegir aceptar ver como los demás celebran que eligen aceptar celebrar que el Nombre de Dios es sagrado, que Dios reine en ellos/as en ti y en los demás, que se haga la voluntad y las intenciones de Dios en la tierra como en el cielo, que Dios les dé hoy el pan de cada día y que se los dé a los demás también, que Dios perdone sus pecados como ellos/as perdonan a quienes pecaron su contra y los pecados de los demás, que Dios no los deje caer en la tentación, ni deje caer en la tentación a los demás, que Dios los libre del mal y que libre del mal a los demás y desear que así sea de verdad óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Elegir aceptar que los y las demás vean y sepan que celebras que tú eliges aceptar que el Nombre de Dios es sagrado, que Dios reine en ti y en los demás, que se haga la voluntad de Dios en la tierra como en el cielo, que Dios te dé hoy el pan de cada día y que se los dé a los demás también, que Dios perdone tus pecados como tú perdonas a quienes pecaron en tu contra y los pecados de los demás, que Dios no te deje caer en la tentación, ni deje caer en la tentación a los demás, que Dios te libre del mal y que libre del mal a los demás y desear que así sea de verdad óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar transmutar tus intenciones óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar librarte de las malas intenciones óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar que los demás se libren de las malas intenciones óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar ver y saber que los demás sepan y te vean libre de malas intenciones y que tus intenciones son óptimas óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar ver y saber libre de malas intenciones a los y a las demás óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar que Dios transmute tus intenciones en lo óptimo óptimamente, para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu luz interior y te ilumino en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado. Yo Soy (piense en su nombre), todo lo que uno manda, vuelve.

 

 

Tómese unos momentos para rezar el Padre Nuestro hasta que sienta que es suficiente después de cada lectura de la fórmula eureka esencial seguida de objetivos positivos. Mis Guías recomiendan el Padre Nuestro, por sus pedidos, por sus intenciones.  

 

Elegir aceptar que los y las demás elijan aceptar que Dios transmute sus intenciones óptimamente en lo óptimo para su óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar ver y saber que los y las demás eligen aceptar que Dios transmute sus intenciones óptimamente en lo óptimo para su óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar que los demás sepan y te vean elegir aceptar que Dios transmute tus intenciones en lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar que los y las demás vean a otros /as elegir aceptar que Dios transmute sus intenciones en lo óptimo óptimamente para su óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Elegir aceptar celebrar que tu eliges aceptar que Dios transmute tus intenciones en lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar ver como los demás celebran que eligen aceptar Dios transmute sus intenciones en lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Elegir aceptar que los y las demás vean y sepan que celebras que tu eliges aceptar que Dios transmute tus intenciones en lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Elegir aceptar verte a ti misma/o óptimamente diferenciado de todas tus vidas, existencias, experiencias, y sistemas de creencias pasadas óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Ayuda y la Gracia de Dios, en tu propio nombre y su fuera necesario (por un milagro de Dios) elevado a la óptima Potencia Divina óptimamente.

 

 

Elegir aceptar verte a ti mismo/a diferenciando los mandatos de tus vidas, sistemas de creencias y existencias pasadas de tu misión vital, tu misión planetaria, tu misión personal y tu identidad actual óptimamente y elegir aceptar verte a ti mismo/a diferenciando los mandatos de tus vidas, sistemas de creencias y existencias pasadas de tu identidad óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Ayuda y la Gracia de Dios, en tu propio nombre y su fuera necesario (por un milagro de Dios) elevado a la óptima Potencia Divina óptimamente.

 

Yo te bendigo (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu luz interior y te ilumino en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado. Yo Soy (piense en su nombre), todo lo que uno manda, vuelve.