MANTRAMS

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber qué es lo óptimo y cómo hacer lo óptimo óptimamente para tu óptimo bien y el óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado, de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

 

Yo te acuso y te perdono (piense en su nombre) por saber cómo transmutar “todo esto” y a ti mismo/a óptimamente en lo óptimo para tu óptimo bien y el óptimo bien de todo lo involucrado de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre.

Yo te bendigo, (piense en su nombre), te perdono, bendigo tu Luz interior, te ilumino y te libero de acuerdo con la Voluntad de Dios, en el Nombre de Dios, por el Poder de Dios, con la Gracia y la Ayuda de Dios y en tu propio nombre, óptimamente. Yo Soy (piense en su nombre) TODO LO QUE UNO MANDA VUELVE.

et cetera et cetera

 

 

CONSAGRACIÓN A JESÚS MISERICORDIOSO

 

OH JESÚS, ME CONSAGRO A TÍ PARA VIVIR BAJO LOS RAYOS DE GRACIA Y DE TU AMOR ETERNAMENTE, TU ME ENSEÑASTE A CONSOLAR Y A ASISTIR A POBRES Y A ENFERMOS, JESÚS EN VOS CONFÍO, AMÉN.