PARA QUÉ? PARA CREAR SOLUCIONES A LOS CONFLICTOS Y SER FELICES

Cuando se acaba un ciclo, cada resignificación positiva y feliz de la propia vida, para otro ciclo y proyecto nos llena la vida de sentido, felicidad y esperanzas