PACIENCIA Y ESPERANZA

 

RECIBIMOS LA GRACIA DEL SEÑOR EN NUESTRO CORAZÓN, SE CORREN LOS VELOS, SE


ENSANCHA LA PERCEPCIÓN,

 

 

SE AGRANDA EL CORAZÓN.

 

 

NUNCA COMO AHORA SABREMOS DESDE ADENTRO LO QUE ES BUENO PARA NOSOTROS.

 

NUNCA COMO AHORA TENDREMOS TAN CLARO EL OBJETIVO. NUNCA COMO AHORA SOÑAR

 

FUE TAN CIL, PLANEAR TAN SUAVE Y ESPERAR TAN DIVERTIDO. ESTE ES EL MOMENTO

 

DE LA ACCIÓN. PONTE EN MARCHA YA. ANEATE CON TU OBJETIVO Y CAMINA. VE HACIA

 

ÉL CON ENTUSIASMO Y DECISIÓN: LA HORA HA LLEGADO.