Para que se sepa, yo vine a curarme, de todo lo que me había pasado

incluso, en otras vidas.

Teo Torriate, La Técnica de Organización Neurológica y Francisco Luis Bernardez: "Estar enamorado amigos, es encontrar el nombre justo de las cosas..."

 

Esta canción era un enigma hasta ahora. Esta canción me sigue desde los 15 años, cuando me regaló el disco, en mi cumpleaños de 15, un amigo que vi partir dos años después, Claudio Rigazzio. 

 

Un año después, tuve un accidente ecuestre, caí al galope tendido de una yegua que me desacomodó dos veces y me solté para no quedarme enganchada y no morirme con la cabeza golpeada contra el piso. De todas maneras, tuve secuelas, una injuria craneal, que produjo algunas amnesias y se me dieron vuelta algunos órganos internos, porque la caída fue como caer en una centrífuga a casi 50 km por hora, una vez que toqué el piso. Fue la causa de mis operaciones posteriores y mis enfermedades y otros dramas de mi vida, inclusive conyugales. Estoy separada hace muchos años. 

 

Cuando traduje los libros del Dr. Carl Ferreri, de la Técnica de Organización Neurológica, que me dió Sumitra Geraiges, pude empezar a trabajarlo en mí y reconociendo que es muy importante, hice una redefinición de la TON que incluí en la Fórmula Eureka Esencial, para que todo el que lea o fotolea la fórmula de auto-perdón pueda reorganizarse neurológicamente de manera óptima para sus metas y pueda alcanzarlas óptimamente.

 

Cuando uno tiene una injuria craneal, con amnesia, a veces no lo sabe, puede ser parcial y si no se acuerda, no se da cuenta. Decía el Dr. Ferreri que los reflejos neurológicos se desorganizan por traumas y la descoordinación de los reflejos neurológicos además, afecta los programas neurológicos que también se desorganizan y descoordinan. La buena nueva es que tanto los reflejos neurológicos, como los programas neurológicos se pueden volver a organizar, y coordinar con Touch For Health, con Brain Gym, con el Sistema Un Cerebro Integrado de Three In One Concepts, (todas estas  escuelas trabajan con puntos de "reflejos" neurológicos, de digitopuntura, neurolinfáticos y neurovasculares. Los tratamientos de Tres en Uno, por ejemplo, son reinstalaciones de programas neurológicos específicos, eso es lo que comprendí, estudiando la TON) con la Técnica de Organizasción Neurológica y por Auto perdón, por Aprendizaje Acelerado, Resolución Pacífica de Conflictos , Auto-perdón y la Fórmula Eureka Esencial, que contiene la información específica para la reorganización neurológica.

Yo fui el sujeto de mi propio experimento. Me tomó años...

Ahora es más fácil y sin testeo muscular, con una pantalla de computadora y el programa del PGHO para fotoleer. 

 

Esta canción ahora tiene otros sentidos, porque recuperé la memoria y recordé lo que pasó en esa fiesta y los años que siguieron. Y pude comprender lo que antes no pude. Esta es la letra traducida por mí.

 

Por eso, la culpa fue mía, tuve amnesia.

 

 

Estar enamorado

Estar enamorado, amigos, es encontrar el nombre justo                                                                   de la vida. Es dar al fin con la palabra que para hacer frente a                                                   la muerte se precisa. Es recobrar la llave oculta que abre la cárcel en que                                                   el alma está cautiva. Es levantarse de la tierra con una fuerza que reclama                                                                 desde arriba. Es respirar el ancho viento que por encima de la carne                                                                     se respira. Es contemplar desde la cumbre de la persona la razón                                                              de las heridas. Es advertir en unos ojos una mirada verdadera que                                                                     nos mira. Es escuchar en una boca la propia voz profundamente                                                                       repetida. Es sorprender en unas manos ese calor de la perfecta                                                                    compañía. Es sospechar que, para siempre, la soledad de nuestra                                                    sombra está vencida.

 

Estar enamorado amigos, es descubrir dónde se juntan                                                           cuerpo y alma. Es percibir en el desierto la cristalina voz de un río                                                                 que nos llama. Es ver el mar desde la torre donde ha quedado prisionera                                                            nuestra infancia. Es apoyar los ojos tristes en un paisaje de cigüeñas                                                                y campanas. Es ocupar un territorio donde conviven los perfumes                                                                y las armas. Es dar la ley a cada rosa y al mismo tiempo recibirla                                                                 de su espada. Es confundir el sentimiento con una hoguera que del pecho                                                                       se levanta. Es gobernar la luz del fuego y al mismo tiempo ser esclavo                                                                  de la llama. Es entender la pensativa conversación del corazón                                                                   y la distancia. Es encontrar el derrotero que lleva al reino de la música                                                                         sin tasa.

 

Estar enamorado, amigos, es adueñarse de las noches                                                                       y los días. Es olvidar entre los dedos emocionados la cabeza                                                                    distraída. Es recordar a Garcilaso cuando se siente la canción                                                              de una herrería. Es ir leyendo lo que escriben en el espacio las primeras                                                                 golondrinas. Es ver la estrella de la tarde por la ventana de una                                                           casa campesina. Es contemplar un tren que pasa por la montaña con las                                                              luces encendidas. Es comprender perfectamente que no hay fronteras entre                                                         el sueño y la vigilia. Es ignorar en qué consiste la diferencia entre la pena                                                                      y la alegría. Es escuchar a medianoche la vagabunda confesión                                                                  de la llovizna. Es divisar en las tinieblas del corazón una pequeña                                                                         lucecita.

 

Estar enamorado, amigos, es padecer espacio y tiempo                                                                   con dulzura. Es despertarse una mañana con el secreto de las flores                                                                    y las frutas. Es libertarse de sí mismo y estar unido con las otras                                                                       criaturas. Es no saber si son ajenas o son propias las lejanas                                                                     amarguras. Es remontar hasta la fuente las aguas turbias del torrente                                                                   de la angustia. Es compartir la luz del mundo y al mismo tiempo compartir                                                                 su noche oscura. Es asombrarse y alegrarse de que la luna todavía                                                                             sea luna. Es comprobar en cuerpo y alma que la tarea de ser hombre                                                                 es menos dura. Es empezar a decir siempre, y en adelante no volver                                                                     a decir nunca. Y es, además, amigos míos, estar seguro de tener las                                                                      manos puras.

 

Soneto del amor milagroso

Aquel entendimiento que callaba tiene toda la voz que no tenía, y aquella voluntad que estaba fría tiene todo el calor que le faltaba.

Aquel entendimiento que ignoraba tiene la ciencia de que carecía, y aquella voluntad que no quería tiene el deseo que necesitaba.

Porque para que el uno se levante del sueño en que vivía sumergido es suficiente con que yo te cante.

Porque para que aquella no se muera de la muerte que hubiera padecido es suficiente con que yo te quiera.

 

Soneto del amor unitivo

 

Tan unidas están nuestras cabezas y tan atados nuestros corazones, ya concertadas las inclinaciones y confundidas las naturalezas,

 

que nuestros argumentos y razones y nuestras alegrías y tristezas están jugando al ajedrez con piezas iguales en color y proporciones. 

 

En el tablero de la vida vemos empeñados a dos que conocemos, a pesar de que no diferenciamos,

 

en un juego amoroso que sabemos sin ganador, porque los dos perdemos, sin perdedor, porque los dos ganamos.

 

 

 

 

Teo Torriatte

Letra y música: Brian May

 

Cuando me haya ido no necesitarás preguntarte

Si alguna vez pensé en vos.

Brilla la misma luna

Sopla el mismo viento para ambos

Y el tiempo es una luna de papel

No te vayas

 

A pesar de haberme ido es como

Si sostuviera la flor que te toca

Crece una nueva vida

El pimpollo sabe que no hay nadie más

Que entibie mi corazón tanto como vos

No te vayas

 

Unámonos más a medida que pasen los años

Oh mi amor, mi amor

En la calma de la noche

Que nuestra llama siempre arda

Que nunca perdamos las lecciones

Que hemos aprendido

 

Escucha mi canción,

Seguí pensando en mí,

Las noches se hacen largas

Pero los sueños siguen vivos

Solamente cerrar tus ojos preciosos

Y estarás conmigo

En el sueño

 

Cuando me haya ido

Ellos dirán que todos fuimos tontos

Y que no entendemos

Oh sé fuerte, no des vuelta tu corazón

Nosotros somos todo, vos sos todo,

Para todo, para siempre  

 

Unámonos más a medida que pasen los años

Oh mi amor, mi amor

En la quietud de la noche

Que nuestra vela siempre arda

Que nunca perdamos las lecciones

Que hemos aprendido

 

Lyrics and Music: Brian May

 

When i'm gone no need to wonder  

If i ever think of you The same moon shines

The same wind blows for both of us

And time is but a paper moon

Be not gone

 

Though i'm gone it's as though

I hold the flower that touches you

A new life grows

The blossom knows

there's no one else

Could warm my heart as much as you

Be not gone

 

Let us cling together as the years go by

Oh my love my love In the quiet of the night

Let our candle always burn

Let us never lose the lessons we have learned

 

Teo torriatte konomama iko

Aisuruhito yo

Shizukana yoi ni

Hikario tomoshi

Itoshiki oshieo idaki

 

Hear my song still think of me

The way you've come to think of me

The nights grow long But dreams live on J

ust close your pretty eyes

And you can be with me

Dream on

 

Teo torriatte konomama iko

Aisuruhito yo

Shizukana yoi ni

Hikario tomoshi

Itoshiki oshieo idaki

 

When i'm gone

they'll say we were all fools

And we don't understand

Oh be strong don't turn your heart

We're all you're all we're all for all for always

 

Let us cling together as the years go by

Oh my love my love

In the quiet of the night

Let our candle always burn

Let us never lose the lessons we have learned