¿Qué NO es el PERDÓN?

El PERDÓN NO  es:

 

una forma de expresar ni de manifestar ni superioridad, ni complascencia, ni

 

aprobación, ni justificación,  ni tampoco de inducir a creer a alguien que si es

 

perdonado o se perdona, eso equivale a admitir una mala acción previa o la maldad

 

ni bondad de la persona  en sí en cuestión. Ni es una acto de arrogancia ni de

 

magnanimidad.

 

Es una cuestión de INTELIGENCIA PRÁCTICA Y DE ELECCIÓN DE UNA FORMA DE

 

VIDA Y DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS DE MANERA PACÍFICA Y NO VIOLENTA.

 

ADEMÁS ES UNA FORMA DE DESBLOQUEAR LA PROPIA CONCIENCIA Y DE

 

EXPANDIR LOS LÍMITES DE LA PROPIA CONCIENCIA DE MANERA NATURAL Y

 

ÓPTIMA.  

 

PARA MÍ ES UN MÉTODO DE CRECIMIENTO PERSONAL Y FACILITACIÓN DEL

 

AUTO- APRENDIZAJE Y DEL DESARROLLO NEUROLÓGICO Y EVOLUTIVO HUMANO

 

MEDIANTE EL AMOR A MÍ MISMA/O Y A LOS DEMÁS para quienes quieren hacerlo 

 

DE MANERA VOLUNTARIA. Y NO ES UNA FORMA DE EVITAR O POSTERGAR

 

CONFLICTOS, ES LA MEJOR FORMA DE RESOLVERLOS. EMPEZANDO POR MÍ

 

MISMA/O.

 

LA CARIDAD BIEN ENTENDIDA, EMPIEZA POR CASA.

 

¿Y POR CASA COMO ANDAMOS? ME DECÍAN EN LA ESCUELA,  CUANDO YO

 

ACUSABA A LOS DEMÁS... 

 

ES UNA FORMA DE CURARSE.

 

NO SIRVE PARA ENTRAR EN LUCHAS DE PODER NI PARA COMPETIR POR

 

COMPARACIÓN PARA PROBAR QUE UNO TIENE RAZÓN Y EL OTRO ESTÁ

 

EQUIVOCADO O ES MÁS O MENOS QUE EL OTRO.

 

El AUTO PERDÓN PARTE DEL RECONOCIMIENTO DE LA UNIDAD CON TODA LA

 

VIDA Y CON TODA LA ESPECIE HUMANA. EN ESE SENTIDO ES ZEN.

 

COMO DIJO ALGUIEN MÁS INTELIGENTE QUE YO" SOY HUMANO Y NADA DE LO

 

HUMANO ME ES AJENO". Pero puedo aprender a mejorar.

 

ES UN PASO MÁS HACIA LA HUMILDAD Y EL RECONOCIMIENTO DE QUE TENGO,

 

YO, MUCHAS COSAS QUE APRENDER,   TODAVÍA DE MÍ Y ES UNA FORMA MUY

 

SIMPLE DE FACILITARME A MÍ MISMO MI PROPIO APRENDIZAJE Y CRECIMIENTO

 

SI QUIERO HACERLO DE MANERA ÓPTIMA.

 

CUANDO ESTO INVOLUCRA DIFICULTADES QUE TENGO CON LOS DEMÁS EN MIS

 

RELACIONES DE CUALQUIER ÍNDOLE, EL MÉTODO, CONSISTE EN AUTO-

 

PERDONARME A MÍ POR LO QUE ACUSO A LOS DEMÁS.

 

¿Cómo me doy cuenta de que acuso a los demás?

 

Si NO estoy hablando en lenguaje de "yo me siento...", "yo soy..." y NO me estoy

 

poniendo en contacto con CÓMO ME SIENTO NI CON LO QUE HAGO YO y estoy

 

describiendo la conducta ajena como causa de mis dificultades, ahí estoy haciendo

 

VARIAS cosas:

 

1- Estoy acusando a alguien más por lo que me ocurre, y es una excusa, además

 

que me limita y me deja sin poder: el obstáculo, el impedimiento es ajeno a mí y no

 

tengo el poder para cambiarlo 

 


2 - Estoy ACUSANDO, la culpa sobrevuela el escenario: la CULPA busca CASTIGO y

 

el CASTIGO provoca DOLOR, pero NO RESUELVE EL PROBLEMA, además como soy

 

una persona educada en una cultura que no ve con buenos ojos que nos andemos

 

castigando alegremente los unos a los otros, suprimo o reprimo y la mayoría de las

 

veces ESA ACUSACIÓN, Y  VUELVO HACIA MÍ MISMA/O ESA CULPA, ESE CASTIGO

 

Y ESE DOLOR QUE TIENEN OTRO DESTINATARIO y me creo un problema yo.

 

¿ES CULTURAL?

 

Si,  es cultural PARA LA ESPECIE HUMANA LA ACUSACIÓN Y LA CULPA COMO FORMA DE

 

MANIPULACIÓN Y DE NO HACERSE RESPONSABLE POR LO QUE OCURRE, NI POR LO

 

BUENO, NI POR LO MALO Y ASÍ NO SE RREGLA NADA. Y SOLAMENTE NO PELEAMOS Y

 

HACEMOS GUERRAS. TODO ESTO parte de una creencia ancestral prehistórica que dice

 

de que si castigo a un  culpable, "los dioses van a quedarse tranquilos y no van a

 

castigar a nadie más". Así que busco una víctima para sacrificar, la castigo y después

 

me quedo tranquilo porque supongo que "los dioses", así no me van a castigar a mí.

 

Pero ESO NO RESUELVE EL PROBLEMA. Se castigó a alguien,  pero el problema sigue

 

igual.  

 

Además, en mi concepción del mundo, DIOS ES AMOR Y PERDONA, NO BUSCA VÍCTIMAS

 

PARA CASTIGAR, SALVO QUE UNO QUIERA SER CASTIGADO. SI UNO NO QUIERE SER

 

CASTIGADO, SE PERDONA, CUANDO SE PERDONA, EXPANDE SU CONCIENCIA APRENDE Y

 

CAMBIA SU CONDUCTA, LAS COSAS EMPIEZAN A MEJORAR, Y NO LE ECHA LA CULPA

 

DIOS NI A NADIE DE HABERLO CASTIGADO PORQUE YA SE PERDONÓ Y NO SE QUIERE

 

CASTIGAR MÁS, PORQUE NO SE SIENTE MÁS CULPABLE, PORQUE AHORA ES CAPAZ DE

 

COMPRENDERSE. CUANDO ES CAPAZ DE COMPRENDERSE A SÍ MISMO, PUEDE

 

ENTONCES,  COMPRENDER A LOS DEMÁS. Siguiendo el consejo del Oráculo de Apolo en

 

el Santuario de Delfos, "se conoce a si mismo". Y UNA VEZ QUE CONOCE SU ALDEA,

 

CONOCE EL MUNDO. Y cuando se da cuenta de que está acusando, se vuelve a auto-

 

perdonar y va aprendiendo cada vez más. En lugar de quejarse por lo que los demás,

 

no saben hacer o no quieren hacer, se auto-perdona por elegir aceptar verse a sí

 

mismo/a sabiendo hacerlo óptimamente  y por hacerlo óptimamente para su óptimo

 

bien y el óptimo bien de todo lo involucrado. Y empieza a cambiar, primero su

 

conciencia y después su conducta. 

 

¡Y DIOS APLAUDE, PORQUE APRENDIÓ!   

 

 

3- Solamente tengo poder para modificar mi propia conducta, si es que quiero

 

hacerlo, a los demás no los puedo modificar... entonces ¿QUÉ PUEDO HACER?

 

 

PUEDO EMPEZAR A ACEPTAR LA IDEA DE QUE LOS DEMÁS REFLEJAN ASPECTOS

 

NEGADOS DE MI MISMO/A, LAS SOMBRAS, LO QUE YO NIEGO Y EVITO VER DE MI

 

MISMO COMO PROPIO Y LO VEO O LO PROYECTO EN LOS DEMÁS y por supuesto

 

que lo hago de manera inconsciente.

 

Si acepto reconocerme en el otro, y aunque no me guste mi sombra, como hipótesis

 

de trabajo, acepto que soy yo quien está diciéndome, haciéndome, creyendo,

 

pensando o sintiendo "eso" que NO me gusta, Y ME AFECTA NEGATIVAMENTE

 

COMO SEA,  PUEDO ENTONCES, SER MÁS INTELIGENTE TODAVÍA Y REFORMULAR

 

"ESO" en un objetivo óptimo para auto-perdoname Y AL AUTO-PERDONARME,

 

darme el permiso NEUROLÓGICO, de abrirme la puerta a mí misma/o para salir de

 

ese atolladero con una conducta diferente, óptima, si quiero.  

 

 

EL PERDÓN DESBLOQUEA.